gato sebastián oviedo

EL GATO SEBASTIÁN

EL GATO SEBASTIÁN.

EL GATO SEBASTIÁN

Choque frontal entre Moscú y Kiev; Trump, mientras suelta patochadas, despliega el ejército y cierra las fronteras con Méjico para impedir el paso a los parias del mundo. Bolsonaro conforma un Gobierno de generales… Ayer, otra mujer víctima de la violencia de género, y ya van…; los universitarios cada vez cometen más faltas de ortografía; el mar Mediterráneo se ha convertido en un depósito de cadáveres… Así o peores son las noticias a diario; por ello me hago la pregunta ¿Será este el mundo deseado? ¡NO!

Por fortuna, de vez en cuando surge una información que nos levanta el ánimo y nos llena de orgullo pertenecer a una generación responsable. El otro día, en Oviedo, un pobre minino fue suficiente para movilizar bomberos, policía, veterinarios y personal del albergue de animales de La Bolgachina, todos se preocuparon de su suerte. Se trata del gato, apodado Sebastián, que tras subirse a un árbol era incapaz de bajar y no paraba de maullar, quizás tampoco tuviera muchas luces. El caso es que el suceso finalizó como un cuento de hadas. Lo recogieron sano y salvo y, además, cuando ustedes lean estas líneas, ya habrá sido adoptado. Desde la Sociedad Protectora de la Balesquida nos preguntamos: ¿Es este el ambiente en que nos gustaría vivir? ¡SI! Pues luchemos por conseguirlo.