MANOLO AVELLO Oviedo

MANOLO AVELLO, CRONISTA DE OVIEDO

MANOLO AVELLO, CRONISTA DE OVIEDO

Alguno dirá, al verme hablando con un busto de bronce, Alberto está como una cabra. Yo no digo nada, ¡faltaría más! Cada uno es libre de opinar como le dé la gana. Lo cierto es que, al menos, una vez al mes, me acerco a comentar los cotilleos de moda en nuestra ciudad con el radiofonista y periodista Manuel. Siempre me recibe con los brazos abiertos. Bueno, es lógico, a pesar de la diferencia de edad, mantuvimos muy buena relación y, a través de los años, charlamos ampliamente sobre Vetusta; Oviedo fue un amor compartido. Una cita obligada es la del 4 de enero, fecha en la que Manolo Avello se hace acompañar de una criatura en la que no cabe ni una gota más de ternura e ilusión: “Manolín” que, con su prosa humorística, escribía la carta a los Reyes Magos y me regalaba la primicia de leerla.
En esta ocasión, entre otras cosas, pide una solución para que el Bulevar de Santullano se convierta en realidad, que el Calatrava vuelva a funcionar de nuevo, que los cines retornen a Oviedo y que los grupos municipales firmen la paz en bien de Abulia. Y sobremanera, que nuestro equipín del alma ascienda a primera. La Sociedad Protectora de la Balesquida reza para que así sea.

Imagen: Busto de Manolo Avello en el Campo San Francisco, obra de Vicente Menéndez Prendes “Santarúa”

OVIEDO EN LA SOLAPA