CASA CONRADO

MARCELO CONRADO ANTÓN

MARCELO CONRADO ANTÓN

 

Estas líneas son de las que jamás hubiera querido escribir, mas, en la Sociedad Protectora de la Balesquida, tenemos la obligación de rendir un merecido y cariñoso homenaje a este ilustre ovetense, mago de la gastronomía y merecedor, como nadie, de figurar en esta modesta sección de “Oviedo en la solapa”. Para hablar de Marcelo he de remontarme a sus años vitales, siempre anteriores a 2011, en el que un aneurisma cerebral cercenó su salud. Siempre me despistó su chispeante mirada y su sonrisa a medias, no le hacía falta más para crear un clima acogedor y cordial. Bueno, todo ello lo acentuaba con una elegancia innata; la moda para él no tenía secretos; en cuestión de corbatas siempre ganó por goleada al de aquella Delegado de Turismo, señor Serrano Castilla. Me los estoy imaginando, allá por el Reino de los Cielos, presumiendo de llamativos coloridos en la pechera.

A un panal de rica miel…, Marcelo supo congregar a su alrededor lo más granado de la cultura. En sus comedores (de cocina ya está todo dicho) se aunaron literatura y gastronomía. Los “Cuadernas de Casa Conrado y La Goleta” fueron famosos y en ellos colaboraron escritores, cocineros, artistas, amigos…, que hicieron posible notables ediciones: “Comer y contar”, “A pedir de boca”, “A cuerpo de rey…” y algunos más. Parece que lo estoy viendo cuando, a última hora de la tarde, tras las cotidianas sobremesas en La Goleta, aparecía por la librería a charlar. Orgulloso como él solo cuando, a la conversación, añadía el regalo de una de aquellas ediciones, con una sonrisa impagable.

OVIEDO EN LA SOLAPA